M2107

11th July 2023

Supervisión y evaluación de riesgos inadecuadas

Reporte Inicial

Nuestro informante escribió: “El barco de crucero estaba en un muelle adyacente al que estabamos atracados. Tres miembros de su tripulación estaban en el proceso de recuperar la balsa para pintar, con tres marineros a bordo desde la plataforma extensible de la amura de babor, cuando se enganchó debajo de una de las defensas del muelle y se inclinó peligrosamente, provocando la caída de los tres tripulantes al agua desde una altura aproximada de 2 metros.

Todos ellos llevaban chalecos salvavidas y lograron trepar de nuevo a bordo de la balsa ya que no había escalas verticales en el muelle. Una vez a bordo, se hicieron otros dos intentos de izar la balsa usando la grúa telescópica de la maniobra de proa. Sin embargo, las dos veces se volvió a enganchar bajo las defensas de amarre causando que los tripulantes ¡cayeran de nuevo al agua!

De nuevo a bordo, cambiaron de banda y se les subió a bordo del crucero desde la banda de estribor, lo que no se había hecho desde el principio por la brisa fuerte del Este que causaba mar picada en el puerto.

Ninguno de ellos llevaba arnés de seguridad asegurado a la balsa ni a la eslinga. Por desgracia, esta práctica (muy común en la industria de los cruceros) de arriar e izar una balsa con tripulación para pintar es peligrosa y se debe interrumpir. Además de eso, ningún supervisor ni oficial monitoreaba el trabajo e incluso después de los accidentes ¡no apareció ninguno!

CHIRP Comentario

La falta del liderazgo de una supervisión permitió que se desarrollara una situación de riesgo importante. Para cualquier operación de izado se debe desarrollar un plan completo, basado en una exhaustiva evaluación de riesgos. La posición de las defensas hizo muy difícil llevar a cabo la operación de forma segura.

El equipo usado para izar a la gente debe ser diseñado para ese propósito y esa operaciones deben ser adecuadamente supervisados por una persona cualificada. La guía de la Asociación Internacional de Contratistas Marinos “IMCA Guidelines for Lifting Operations” es una referencia útil: https://www.imca-int.com/product/guidelines-for-lifting-operations/

CHIRP se pregunta por qué el grupo continuó trabajando después de la primera vez que cayeron al agua. Afortunadamente, sus chalecos salvavidas evitaron un desenlace más grave.

La Administración de la Bandera se ha puesto en contacto con el barco por este incidente.

Cuestiones clave relacionadas con este informe

Prácticas locales – Elevar gente en balsas para pintar que no han sido diseñadas para ese propósito es una violación de la seguridad. En caso de duda, solicite ver el certificado de la prueba de carga.

Presión – La presión corporativa para mantener la estética estándar del barco lleva a una toma de decisiones deficiente: la tarea se debería haber reprogramado para cuando las condiciones meteorológicas hubieran mejorado o se hubiera realizado en otro puerto.

Cultura – Como mínimo, la cultura de seguridad de cada compañía debe facultar a sus empleados para priorizar la seguridad por encima de la consecución de una tarea y para reportar riesgos o incidentes que comprometan la seguridad. Si no es el caso en su barco, puede reportarlo a CHIRP.

Alertar – Solicite autorización para parar el trabajo si cree que la tarea no es segura y comunique sus preocupaciones a un oficial superior. Reportar incidentes es vital si se extraen lecciones que aprender y se evita repetir incidentes.

Presión – Dado el trabajo que se estaba llevando a cabo, la presión por el tiempo de finalización fue probablemente un factor que no permitió que se supervisara adecuadamente e hizo que se realizara con premura. ¿Ese trabajo podía esperar hasta que el buque hiciera escala en un puerto donde hubiera más tiempo disponible?

Trabajo en equipo – El “pensamiento de grupo” de los tres tripulantes condujo a que el incidente ocurriera tres veces. Un buen liderazgo habría evitado que eso ocurriera.

Comment (Your email address will not be published)

Up next: